Según la (OMS), la enuresis nocturna es una patología incluida dentro de su Clasificación Internacional

como  Enfermedades Mentales y del Comportamiento

 

erase una vez

1 de cada 5 niños con enuresis desarrolla problemas de autoestima

 

  • La OMS dice al respecto que “la enuresis no debe diagnosticarse en menores de 5 años, o en niños con una edad mental inferior a los 4 años”.
  • Para el niño es un problema “grave”, ya que lo contempla como algo que no es “normal” que le sucede a él y no a sus compañeros.

Hace unos años, la International Children´s Continance Society (ICCS) realizó una recomendación en cuanto a la definición de enuresis nocturna o enuresis, la cual debe referirse a las perdidas involuntarias de orina que tienen lugar exclusivamente durante la noche.

Asimismo, distingue a su vez entre enuresis primaria (ENP), cuando los niños que la sufren nunca han sido continentes, y enuresis secundaria, cuando los niños han tenido un periodo previo sin escapes nocturnos de orina de, al menos, 6 meses.

La frecuencia de noches donde el niño moja la cama, más aceptada en la actualidad para establecer el diagnostico, está establecida en el “Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders” (DSM-IV-TR) que define enuresis como “emisión repetida de orina en la cama, al menos dos veces por semana, durante un mínimo de tres meses consecutivos y no debida a una sustancia ni enfermedad médica”. El DSM-IV-TR considera también que un niño es enurético si la frecuencia o duración es menor, pero se asocia a perturbaciones o alteraciones en la micción.

La edad para dejar los pañales, y a partir del cual diagnosticar y tratar a un niño que se hace pis encima es un punto de discusión entre los especialistas. La OMS dice al respecto que “la enuresis no debe diagnosticarse en menores de 5 años, o en niños con una edad mental inferior a los 4 años”. No obstante, la edad para determinar la patología, muchos consideran que es alrededor de los tres años, es decir, aproximadamente un año después de la edad promedio en el que el niño aprende a controlar esfínteres, ya se puede consultar, si es que el niño sigue haciéndose pis encima.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta patología está incluida dentro de su Clasificación Internacional de Enfermedades Mentales y del Comportamiento (CIE10) como un “trastorno de las emociones y del comportamiento, de comienzo habitual en la infancia y adolescencia”.

Para el niño es un problema “grave”, ya que lo contempla como algo que no es “normal” que le sucede a él y no a sus compañeros. Si no tiene comprensión paterna, y se retrasa el tratamiento o se espera que se solucione por sí solo, se enfrenta a una situación que puede producir secuelas traumáticas de tipo psicológico.

oso-stopis-gensi-laboratorios-jarabe-orina-enuresis

Los tratamientos farmacológicos no son naturales
y ninguno tiene una efectividad del 100% sobre la enuresis.

STOPISGENSI es un producto con principios activos naturales que, por su composición y su posología, está clasificado como un extracto puro de flor de Lúpulo, por lo que no presenta contraindicaciones (a excepción de si hubiese algún problema alérgico a la planta).

El tratamiento de STOPISGENSI se realiza a través de la inhalación de este extracto puro de flor de Lúpulo. Los millones de receptores olfatorios atrapan las moléculas odoríferas presentes y llevan esta información -por el nervio olfativo- al cerebro donde gracias a los neurotransmisores que activa se estimula el sistema límbico -que gobierna las emociones y el hipotálamo -que controla gran parte de la actividad vital-.

Es así como, partiendo de una necesidad concreta –síntomas-, actúa sobre el sistema nervioso central y logra un impacto fisiológico que permite restaurar el equilibrio energético y orgánico del individuo.

STOPISGENSI, gracias al principio activo, también ayuda a combatir la ansiedad, el nerviosismo y la dificultad para conciliar el sueño.

El tratamiento de STOPISGENSI se puede utilizar a partir de los 3 años en niños con problemas de retención de orina, incluso podemos utilizarlo como refuerzo durante el aprendizaje del niño para el control urinario.

La utilización del producto es muy sencilla. Durante la noche, mojar un algodón aplicando de 16 a 20 gotas del producto, preferiblemente cerrar la habitación para potenciar el efecto.

También puede aplicarse en la salida de vapor de un humidificador por evaporación, o en humidificadores por electrodos, (colocar en la salida de vapor para no obstruir el filtrado.)

La duración del tratamiento es de un mínimo de 2 meses y máximo de 3 meses.

También está disponible en jarabe.

Para más información: info@stopisgensi.com

www.stopisgensi.com

http://www.laboratoriosgensi.com/

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*